La importancia de ser delgada/o para la Sociedad.

¡Hola, gente linda! Hoy quise hablar de algo que se tapa mucho, y que a mi me afecto en su momento… ¿Alguien sabe cuánto influye la sociedad en nuestras mentes?

Viñeta de Lía Copello, creadora de “La Cope”, quien busca desafiar los estereotipos de belleza y mandatos sociales.

Todos seguramente nos cruzamos con personas que realizan estos comentarios, o incluso sin darnos cuenta, somos quienes encabezamos este tipo de dialogo, obviamente sin maldad, pero que en silencio, lastiman.

Yo en lo personal, a lo largo de mi vida, MUCHAS veces escuche cosas como:

-¿Subiste de peso o me parece a mí? Te noto más rellenita…
-¡AY por dios! ¡Estas muy flaca! ¿Qué hiciste para adelgazar tanto?
-Ese vestido sinceramente no te favorece… ¡Te marca demasiado la panza!
-¿Cómo te vas a poner ese short tan corto? Se te ve la celulitis…
-¿Gracias a la depresión bajaste tanto? ¡Quiero deprimirme entonces también!
-Aunque te guste ese deporte no se si está bueno… Ya no tenes cintura, estas quedando cuadrada…


Realmente muchas veces presencie comentarios así, tanto para personas cercanas a mi, o mismo hacia mi propia persona.

Sin esperar ese tipo de comentarios, que caen para algunas personas, como un balde de agua fría.

Cuando era adolescente , que acababa de cumplir 15 años, -hoy por hoy, tengo 23 años, y es algo que me cuesta conversar sin que sea un mal sabor de boca-, me cruce con muchas personas, que realmente les importaba hablar sobre mi cuerpo, hasta lo consideraban un problema. Tenia unos cuantos kilos de mas, no voy a mentir, pero a mi en lo particular ni me importaba, estaba conforme. Pero cada vez eran mas personas, mas comentarios, y ya no podía seguir haciendo odios sordos, y me empece a creer, que si, que era un problema.

Parece gracioso, pero iba caminando por la calle, mirando los cuerpos de las chicas, para poder compararme, y lograr modificar mis “imperfecciones“.

El punto es que nos vemos expuestos a que la gente opine sobre nuestro peso, nuestro cuerpo, cómo nos queda la ropa o hasta lo que comemos.
Por un lado, nos critican si consideran que estamos excedidos de peso, se nos marca un rollito o algo que nos pusimos nos queda mal… Por otro lado nos alaban si bajamos de peso aunque haya sido por hacer dieta, tener un trastorno alimentario, estar enfermo o tener depresión…

La belleza no se basa en cuanto pese, cuanto coma, que ropa use. ¿Quién soy yo para opinar sobre el peso, el cuerpo de otra persona? ¿Quién sos vos para opinar sobre el mio?
¿No se les paso por la cabeza como puede afectar este tipo de comentarios?
Por eso, en vez de juzgar, criticar y opinar sobre cómo se ve o debería verse el resto, o lo que hace o deja de hacer, haciendo comentarios que pueden llegar a ser hirientes o agresivos, deberíamos focalizarnos en nuestros asuntos y evitar este tipo de opinion que aseguro que no suma.

Seamos conscientes a la hora de hablar u opinar de cosas que no son de nuestra incumbencia, y hagamos otros tipos de observaciones, como: No te veo bien, ¿te paso algo? /Te veo rara/o, ¿necesitas hablar?
Cada quien trata de llevar su vida de la mejor forma posible y a veces no hacemos lo que debemos o queremos, sino lo que podemos y como nos sale.

Exceso de comida saludable

¿Alguna vez te pusiste a pensar si comer solamente saludable es bueno?

-Estas a dieta, ¡NO PODES COMER ESO!.

Cuando optamos por alimentarnos de manera saludable pero al punto excesivo, no notamos el riesgo que implica.

Verduras, frutas, agua, mucho ejercicio. ¿Eso es realmente sano?

La realidad es que no, muchas personas terminan perdiendo el control la comida no solo debe ser una dieta de verduras y frutas. Porque eso NO es sano. Lo saludable es comer de todo, en porciones mas pequeñas, para no terminar devorando todo lo del plato. hay que saber entender cuando sentimos que estamos llenos.

Pero… ¿Qué pasa cuando se obsesionan por hacer todo de manera tan saludable?

Siendo mas especifica, sin pasarse de ninguna caloría, evitando el consumo de alimentos altos en grasas, ingiriendo mucha agua, y hacer ejercicio entre 2 a 4 hs por día.

A esto me refiero cuando hablo del exceso que provoca.

Seguramente se preguntan…¿Qué tiene de malo?

Paso a explicar:

-Ingerir agua, de manera proporconal a nuestro cuerpo es muy bueno, pero si nos pasamos de lo estimado -entre 2 a 2.5 litros por dia- podemos provocar que nuestro cuerpo termine sobre hidratado, mas alla del ejercicio que se haga, porque no solo el agua tomamos, sino que hay alimentos que tambien nos brindan liquido, entonces no podes sobrecargar nuestro cuerpo.

-La gran cantidad de actividad física, tampoco es recomendable, ya que nuestro cuerpo pierde mucha energía cuando lo hacemos, el exceso provoca un gran desgaste, y con la cantidad inapropiada de alimentos, podríamos terminar atrayendo problemas de salud.

-Comer, como explique en el anterior post, no solo es comer, sino que implica muchas cosas, hay placer cuando disfrutamos, el punto, es saber controlarse, ejemplo: si somos de comer 2 platos de pastas, -como ravioles-, lo ideal es que si queremos empezar a tomar control, optamos por 1 solo plato, la idea es mejorar el control, y saber cuando nuestro estomago dice basta pero no dejarlo por completo. Pero esto, se resuelve yendo a un buen nutricionista, porque todos los cuerpos no son iguales.

-Lo mismo pasa por no comer nada de alimentos con gran contenido de grasas, a ver, somos humanos, comer para sobrevivir, pero también para disfrutar… ¿O no?

Si me despierto desayuno de manera completa, y al rato quiero comer algo rico, como un chocolate, lo puedo hacer, PERO no me como uno de un kilo, me como uno pequeño, para sacarme la tentación. De esta forma logro, satisfacer y brindar placer. Porque sino, se convierte en un deseo, un deseo irresistible, y ahí es cuando termino descontrolando la situación.

Siempre comento que si uno no sabe como alimentarse, o no sabe que hacer, perdiendo el control fácilmente, y realiza miles de dietas extrañas que encuentra en cualquier portal de Internet, hay que consultar a un Profesional, en Nutrición, para poder ayudarlos ante estos problemas, que aun que no lo crean, son muy comunes.

Espero que les haya gustado este Post, si quieren que escriba de algo, ¡¡¡pónganlo en los comentarios!!!.

¡Hasta la próxima!

¿Dietas o hábitos saludables?

¿Que camino tomarían ustedes?

A través del tiempo se conocen mas ideas para poder bajar de peso, como famosas dietas, que a largo plazo dejan de funcionar.

¿Cuantas veces han escuchado frases como
Todo el mes a ensaladas y no baje ni un kilo”, o
No como harinas, ni carne, porque mi dieta no me lo permite”?

Existen MILES de variedades sobre como hacer dietas, pero la pregunta es: ¿Realmente funcionan?

¡NO! No funcionan, porque la idea de la dieta, es que bajes de peso de manera bastante rápida, pero al mismo tiempo que también te prohíbas alimentos que te gustaría comer, evitando salidas con amigos/familia/compañeros, salteandote comidas incluso.
¡Pero no termina ahí!

Uno se empieza a ver con un buen resultado, finaliza con la dieta y empieza a comer como lo hacia antes, con sus gustos, sin dejar nada de lado. “Por todo el esfuerzo, voy a comer este chocolate” y así… sucesivamente. Todo esto, termina haciendo que se vuelva al peso inicial o incluso superarlo. Porque si vamos al caso, nadie hace una dieta por siempre…

Con cualquier dieta perdemos mucho peso, pero ademas gran parte de lo que se pierde, como la grasa, es líquido y músculo. Por eso, no mejora nuestra composición corporal, nuestro metabolismo se hace muy lento y cuando volvemos a comer lo mismo que antes, terminamos recuperando lo que perdimos, es decir volvemos a engordar.

Entonces… ¿Cómo se soluciona esto? Aunque parezca raro, no es tan difícil como piensan. Simplemente transformamos nuestra rutina alimenticia, en hábitos saludables. Si… ESO MISMO.

Hábitos saludables ¿Qué son?

Es una forma para ayudarnos a no perder el control. Esto no significa que debo dejar de comer todo lo que me gusta, sino todo lo contrario. El camino a una vida saludable, sin métodos mágicos, existe.

¿Cómo sería esto de crear hábitos saludables? Primero tenemos que entender que cuando uno come, pasan miles de sensaciones por nuestro cuerpo y mente, por ejemplo: cuando comemos un chocolate que nos gusta sin culpa al saborearlo degustamos su sabor, y lo primero que encontramos es el placer, la satisfacción de comer algo rico. Hay miles de alimentos que uno que quiere repetir, pero, ¿Qué pasa cuando no nos podemos controlar?
Lo que hay que hacer es aprender a comer de forma inteligente. Lo que significa que podemos comer de todo, pero no todo a la vez. Por eso la clave es aprender a tener un equilibrio a la hora de alimentarse, sin buscar atajos, ni mágicas pociones.

Comer sin preocuparse del peso “ideal”, hay que comer con tranquilidad, sin miedo del espejo ni menos de balanza. Un buen control con un profesional, actividad física, comer sin saltear ningún plato del día, eso, con el tiempo hará que empecemos a disfrutar sin necesidad de alteraciones ni descontroles.

Por eso, a la hora de comer algo rico, hay que hacerlo de manera tranquila, aprendiendo a como hacerlo, para evitar atracones, y excesivos aumentos de peso a largo plazo.

Comer, enemigo de muchos

Bienvenidos a mi Blog, sobre algo tan sencillo como la comida, pero… ¿Es realmente sencillo?

Mi nombre es Elizabeth, soy Cocinera Profesional, y estudio la Licenciatura en Nutrición. Como estudiante, siempre quise contar que es para mi la comida. Obviamente el mundo se basa en la comida, pero hago esto con un fin, de poder ayudar a quienes necesitan una idea, un consejo, una receta, o simplemente poder leerlos a ustedes con testimonios, anécdotas, etc.

Por eso cree este Blog… Así que, siéntanse cómodos, en comentar, preguntar, y también porque no, cuestionar.

Espero que en serio, lo disfruten tanto como yo al escribirlo.
¡Bon appetit!